Mes: Febrero 2019

Dormir Bien

El sueño a veces no se tiene en cuenta, pero es tan importante como comer saludable y ejercitarse.

El mal sueño es uno de los principales factores de riesgo de la obesidad, ligado a un riesgo 89 % mayor en niños y 55 % más alto en adultos.

Consumir más vegetales y frutas

Tanto los vegetales como las frutas poseen propiedades que los hacen muy efectivos para la pérdida de peso.

Contienen muy pocas calorías, pero mucha fibra. Son además ricos en agua, lo cual les brinda una baja densidad energética. Además, toma tiempo masticarlos y brindan saciedad.


Varios estudios muestran que las personas que las consumen tienden a pesar menos. Estos alimentos son también muy saludables y nutritivos, por lo cual comerlos es importante por otras razones más allá de perder kilos.

No beber calorías (refrescos o jugos de fruta)

El azúcar es mala, pero en forma líquida es incluso peor. De hecho, probablemente sea la parte más engordante de la dieta moderna.

Por ejemplo, un estudio mostró que las bebidas azucaradas se relacionan con un riesgo de obesidad 60 % mayor en niños por cada porción diaria.

Esto también se aplica a los jugos de fruta, que contienen la misma cantidad de azúcar que un refresco. Se puede consumir la fruta entera, pero es mejor evitar el consumo del jugo solo.